top of page

Blog

Esto arruina a cualquier emprendedor


El síndrome del impostor es un problema neuropsicológico que podemos sufrir los seres humanos y que también se conoce bajo los términos “fenómeno del impostor” o “síndrome del fraude”.





Uno de los principales síntomas de este desorden psicológico es tener un alto nivel de autoexigencia, hasta el punto de no ser capaz de reconocer lo que vales y tus logros personales. Es decir, Las personas que lo sufren suelen caracterizarse por sentirse insuficientes con todo aquello que hacen, por lo que esto desemboca en tener el constante miedo de que otras personas piensen que mienten.


El síndrome del impostor es un sentimiento de inseguridad relacionado con los logros laborales. Puedes sentirte como un impostor porque crees que no mereces tu trabajo. A menudo, el síndrome del impostor te hace sentir como si estuvieras engañando a tus compañeros haciéndoles creer que eres bueno en lo que haces y tienes la percepción de ti mismo como si fueras un fraude.




La mayoría de casos son mujeres


Nadie quiere sentirse un impostor, y mucho menos en el área laboral. Pero lo cierto es que el síndrome del impostor existe. Y parece ser más frecuente entre las mujeres. Así, el síndrome del impostor se convierte muy a menudo en el síndrome de la impostora.

De hecho, según un estudio encargado por Access Commercial Finance en el Reino Unido, dos tercios de las mujeres encuestadas lo habían experimentado en algún momento de su vida. Si alguna vez has sentido que no pertenecías a algún sitio o que no merecías tu trabajo, debes saber que no eres la única que lo ha experimentado.


Por otra parte, uno de los datos más destacables del análisis es la incidencia que tiene este problema en la población joven, dado que hasta el 86% de personas de entre 18 y 34 años han pasado por ella. Por el contrario, el porcentaje se reduce de manera significativa en aquellos individuos que se encuentran en la franja de 45 a 54 años.



¿Depresión o Síndrome del impostor?


El síndrome del impostor si lo dejas volar y no lo frenas, este puede acabar con toda tu vida, más que todo con tu salud mental que es elemental para tener una vida plena y exitosa. Pero no te preocupes, más adelante te daremos unas pautas para que aprendas a identificar este síndrome y a tenerlo bajo control.


Puede que quizá tengas dudas sobre si tienes el síndrome del impostor o tal vez simplemente estés experimentando falta de confianza en ti mismo. Los síntomas del síndrome del impostor o síndrome de la impostora pueden ser los siguientes:


  • Sentir que solo has llegado a donde estás hoy por un golpe de suerte, y no por tus habilidades o capacidades.

  • Basar tu autoestima en la forma en que percibes tus propias habilidades.

  • Sentir que necesitas ser un perfeccionista para producir un trabajo satisfactorio.

  • Sacrificar tu propio bienestar para realizar más trabajo.

  • Dudas de tus propias capacidades y no crees que hayas llegado hasta dónde estás por ellas o por tu valía.

  • Sentirte solo, o la necesidad de aislarte, para que nadie descubra tu “secreto”.

  • Deterioro de tu salud mental como resultado del exceso de trabajo y el agotamiento.

  • Sentir que, en cualquier momento, alguien se va a “dar cuenta” de que no eres tan competente como pareces ser, especialmente cuando no hay pruebas de que ese sea el caso





! El síndrome del impostor es un ciclo!

El ciclo del impostor describe la naturaleza circular de los sentimientos del impostor. Comienza cuando se le asigna una tarea. En este punto, el individuo con síndrome del impostor experimenta ansiedad y duda de sí mismo. Estos sentimientos conducen a la procrastinación o al perfeccionismo.


En 1985, la Dra. Pauline Rose Clance llevó su investigación sobre el síndrome del impostor un paso más allá y publicó la primera escala para medir el síndrome del impostor, a la que llamó la escala del fenómeno del impostor de Clance (CIP, por sus siglas en inglés). En la escala se mide el síndrome del impostor en seis dimensiones:


  • El ciclo del impostor

  • La necesidad de ser especial o el mejor

  • Características de superhombre o supermujer

  • Miedo al fracaso

  • Negar las capacidades propias o restarles importancia a los elogios

  • Sentir miedo y culpa por el éxito



! Toma al síndrome del impostor por los cuernos!

Hay una serie de prácticas o hábitos que puedes comenzar a llevar a cabo para remediar el síndrome del impostor. La llegada de los resultados será progresiva, puesto que cambiar este tipo de actitudes requiere de un tiempo de compromiso, implicación y constancia, pero te puede asegurar que son un buen camino para disfrutar de un futuro mucho más próspero y positivo.


Lo principal es no fijarse en los logros ajenos para dejar de compararte con el resto. Evaluar tu productividad relacionándola con la de los demás puede llevarte a sentir episodios de inseguridad, por lo que esa sensación de ser insuficiente puede llegar a potenciarse con facilidad. El objetivo es totalmente el contrario: magnificar tus puntos fuertes para poder apreciar tus propios méritos.


Tener una perspectiva realista es una muy buena manera de comenzar a dejar la negatividad a un lado. Puedes hacer una lista de logros y analizar con sinceridad hacia ti mismo o misma cuál fue tu grado de implicación con esos proyectos. Es necesario que adoptes esa actitud para comenzar a darte cuenta de que la realidad va mucho más allá de tus juicios personales.


Aquí te dejamos un video que te ayudará a encontrar más información sobre como mejorar tu auto-concepto, este es parte de un seminario del gran orador y empresario motivacional Brian Tracy.


Encuentra el enlace aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=2P2fZX09e-0&list=PL_zsywi9FQZmxJXuLhfPOnSK1XE3vLrgy&index=10


Cuéntanos tu experiencia sobre el síndrome del impostor, si te haz identificado en el algún momento, o si conoces a alguien que lo padece, déjanos tu comentario ! por favor!


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page